Capitulo 8








Caminé entre la gente, sin ser realmente consiente de lo que acontecía a mi alrededor. Me sentía en las nubes, a penas podía creer lo que había sucedido. Solo recordar su sonrisa, sus ojos marrones o su voz me hacia sonreír.


Al llegar a la oficina, Eric me esperaba con una fingida mirada de reproche, lo cual me causó mucha gracia, provocando que soltara una melodiosa risita.
-Hola Eric, mil gracias por cubrirme- le dije dándole en beso en la mejilla.
-¿Dónde has estado Liz?, llamé a tu casa y no estabas ahí.
No supe que responder, y me puse notablemente nerviosa.
-¿Estas saliendo con alguien?- inquirió Eric.
-No.- le respondí desviando la vista- Y ya basta de interrogarme, siento como si fueras mi padre o algo así.
-Lo siento- dijo bajando la mirada.
-Bueno, iré a trabajar. Luego hablamos- me despedí con una sonrisa.
Di media vuelta y caminé hacia mi escritorio, aliviada de haber logrado escabullirme de aquella conversación. Al parecer, mi ausencia había pasado desapercibida, por lo que George probablemente no se había enterado. Ese día si que estaba teniendo suerte.
Mientras recorría la sala, todo me parecía especialmente pintoresco y alegre, lleno de magia. Y sabía perfectamente a que, o mejor dicho, a quien se debía.
Al llegar a mi escritorio me senté y comencé a ordenar los papeles que ahí se encontraban desparramados, pero de pronto mis ojos se concentraron en una sola cosa.
En el momento menos esperado visualicé una hermosa rosa roja. Extendí un brazo para alcanzarla e instantáneamente mi corazón se disparó, ya que tenía una pequeña idea de quien la había enviado. Era sencilla, pero suficiente para provocar que miles de mariposas volaran en mi vientre. Saqué la pequeña tarjetita y la acerqué a mí.


Querida Liz, espero que tengas un buen día. En tanto el mío, ha  tenido el mejor comienzo.
Con cariño, Michael.

Mi corazón parecía querer salirse de su lugar. ¿Michael decía que su día había tenido el mejor comienzo?, ¿Se trataba esto acaso de un sueño? El chico más absolutamente perfecto que pisaba la faz de la tierra parecía estar interesado en mí por alguna extraña razón. Medité esto por algunos segundos, mirando la pequeña tarjeta.
Era más que seguro que seria muy difícil mantener la promesa que me había hecho a mi misma. Ser sólo una amiga de Michael era un gran desafío, pero debía mantenerlo así por mi propio bien, aunque mi corazón ya estuviera creándose esperanzas.

La tarde pasó lentamente. Ayudé a Graciela a terminar algunos reportajes y otros textos, que para ser sincera, de tan solo leerlos me aburrían.

Cuando el cielo ya presentaba suaves colores anaranjados y rosáceos llegué a casa. Subí las escaleras con sumo desdén y abrí la puerta lentamente. Ahí se encontraban Elena y Anne sentadas en el sofá mirando televisión.
-¿Se puede saber donde has estado?- me reprochó Anne- ¿Dónde diablos has pasado la noche Liz?- me quedé perpleja ante sus caras de molestia. Ups, cierto. Había olvidado por completo avisarles.
-Chicas, lo siento. De verdad no quise preocuparlas- dije igual que una pequeña niña reprendida por hacer una travesura.-
-Entonces, al menos cuéntanos donde has pasado la noche- inquirió Elena.
¿Por qué hoy todos actuaban como si fueran mis padres?
Caminé hasta el sofá y tome asiento con ellas. Esto seria difícil de explicar.
-Bueno... ayer Michael me invitó a cenar y yo acepté y como no había comido nada en todo el día, el vino causó estragos en mí por lo que terminé emborrachándome. Por eso Michael me llevó a su habitación y pasé la noche ahí. Esta mañana desperté y me fui lo más rápido que pude al trabajo.- les expliqué rápidamente, tanto que las palabras parecían atropellarse a medida que salían de mi boca.
Observé la expresión de absoluta perplejidad de sus rostros, la cual tras unos segundos cambió para así, reflejar preocupación.
-Entonces tu...y Michael...- dijo Elena con los ojos abiertos como platos.
-¡Oh no!- dije sonrojada debido a la repentina vergüenza que me embargó- Claro que no...Y aunque probablemente él tuvo la oportunidad, se comportó como un caballero. Michael no es como los demás hombres, ¿saben?- expresé ensimismada en mis pensamientos.
-¿Pero cómo?, ¿no paso nada...de nada?- preguntó Anne.
-No, nada de nada. Solo cenamos, charlamos y reímos. Hasta que por supuesto ya no fui conciente de lo que decía.
-Liz, y que pasó con lo que habías dicho de “entre Michael y yo no puede haber ningún tipo de relación sentimental”- se burló Elena imitando ridículamente mi voz.
-Que graciosa- le fulminé con la mirada, aun sonrojada- Eso sigue en pie. Bueno, la verdad es que decidí que una amistad entre nosotros no tiene nada de malo... ¿verdad?
-Oh vamos Liz, mírate...eso no te lo crees ni tu misma.- rió Anne.-Es más que evidente que Michael te gusta, y mucho.
-Es verdad que me gusta, pero no es para tanto, a penas lo conozco.- dije poniendo los ojos en blanco.
Cuando terminé de decir aquello, ambas estallaron en carcajadas.
-¡Hey!, ¿Qué les causa tanta gracia?-dije irritada.
-Liz, no tienes por que negarlo. Es imposible que Michael te guste tan poco como aparentas. Desde que llegamos una decena de chicos te han rogado por una sola cita y tú ni si quiera te detienes a considerar sus propuestas, en cambio con Michael ha sido todo lo contrario. ¡Además mírate!, tus ojos brillan cuando hablas de él.
-¡Bueno ya basta!, ¡lo único que logran es confundirme más!- dije uniéndome a sus risas. Me encantaba hablar con aquellas locas, ya que siempre conseguían sacarme una carcajada, fuese el tema que fuese. Y sí, estaba más que claro que Michael había despertado un sentimiento nunca antes experimentado por mí, aunque me negara a aceptarlo.
Pero de pronto nuestras risas fueron interrumpidas por un sonido que me hizo contener el aliento. El teléfono comenzó a sonar, y yo, a híperventilar. 



Comenta :)

8 comentarios:

Isabel dijo...

Haaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaay!! Dios Santo!! Realmente casa vez esta mas Buena!!! Continua lo mas rapido posible si?!

MitsukiXD dijo...

siiii !!!!! estuvo muy bueno :D

Gipsy dijo...

el teléfono sonó ¬¬ ...aahhh q sea Mike!!! (?) xD

esq, esq awwwn Mike es tan lindo con ella♥ *.*
la envidio ¬¬ (?)

no enamorarse de el?, ja! y los puercos vuelan xD, esq quien no se enamora de un hombre como el??
waaa tu nove me tiene enganchadisima
espero la conti
saludos :)

Magalí Jackson dijo...

Woooooo, jejjejeje, seguro Mike la estará llamando, y sí veo que Mike es un hombre muy caballeroso y seductor, ¿eh?.... Un placer leerte, y espero el siguiente....love....

T a t i a n a. dijo...

Hasta que al fin puedo leer el capítulo xDDD!

Hey, me ha parecido muy corto! no se vale ¬¬
Pero me ha gustado :3

Uuuh uuhh! creo que yo sé quien esta llamando :B jajaja!
Espero continuación eh :)

Un beso guapa!
(LLL)

Nathalie dijo...

Chicas perdon si este capitulo fue muy corto, pero el tiempo no me ha alcanzado para mas:(
prometo compensarlas ! :D

Neishka Jacksonera dijo...

¡SUPER! ¡ ME ENCANTO! ¡La ame *-*!... ¡SIGUELA! Por favor, lo más rápido posibleeeee!!!! TKM!!♥

Zara Nathaly dijo...

Aowe Michael es tan caballeroso y detallista... ahh!(exhalo) jejej me encanta tk amiga :) <3

Publicar un comentario

Gracias por comentar :)


up