Capitulo 9





Entré completamente en pánico. Mi corazón se disparó y palidecí.  Me puse de pie rápidamente y corrí hacia el teléfono, pero cuando estuve frente a él me detuve. Un tremendo nerviosismo se apoderó de mí, pero debía comportarme como una chica madura y superar aquello. Lentamente levanté el auricular, mientras mi mente estaba hecha un lío de ideas.
-¿Hola?
-Hola cariño, ¿como estas?-dijo una suave voz. Inmediatamente el alivio recorrió mi sistema. Solté de un solo golpe todo el aire que había contenido en mis pulmones.
-¡Mamà!, ¡hola!
-Guau, si que estas eufórica, ¿sucede algo?- preguntó riendo.
-No, nada.-mentí-  Es solo que me alegra mucho escucharte.-
-Pensé que ya no me querías- dijo bromeando-hace mucho que no me llamas cariño, supongo que tienes miles de cosas que contarme.
-¡Claro!, creo que esto te encantará, aunque de seguro ya lo sabes.- adiviné riendo- Tío George me ha contratado como reportera en el periódico.
-¡Pues claro que lo sabia!, no tienes una idea de lo entusiasmado que estaba George cuando me llamó. Está tan contento de que estés trabajando con él cariño...
-Lo sé mamà, tío George es realmente adorable conmigo.
-¿Sabes Liz?, cada vez que extraño a tu padre, hablar con George me reconforta. Él es realmente un sol. Pero ahora quiero que me cuentes todo lo que me he perdido eh, de seguro tienes toneladas de cosas que contarme. ¿Como son todos en la oficina, te han tratado bien?
Y así comenzó nuestra larga conversación de cerca de una hora, y es que si de hablar se trata, mamà es la numero uno. Respondí todas sus preguntas y le conté hasta el más mínimo detalle de mi nueva vida...omitiendo solo a una persona.
-Bueno Liz, quiero que me cuentes por qué estás tan feliz, y no me mientas, te conozco como la palma de mi mano-dijo con un tono socarrón.
-Ya te lo he dicho mamà. Estar trabajando me hace realmente feliz.
-¡Patrañas!, es más que obvio que tu alegría se debe a algún chico.
Maldita sea, el único tema que no me apetecía hablar era el que más interés despertaba en ella. Pero, ¿para qué mentirle a mamà?, después de todo no era nada del otro mundo.
-Esta bien, me has pillado- dije riendo.
-¡Lo sabia!, ¿quien es, lo conozco?- preguntó animadamente.
-Mmm... Creo que sí, pero no de la manera en que tú piensas.
-Si que estás misteriosa señorita...entonces supongo que merezco saber el nombre de tu novio.
-Mamà, él no es mi novio, solo somos amigos ¿esta bien?, y que sepas quien es no tiene importancia. Algún día te lo diré, quizás cuando nos veamos. ¿Qué te parece?- dije burlona, sabiendo que eso no ocurriría demasiado pronto.
-Eres muy, muy mala Elizabeth. Algún día me vengaré de ti.
En cuanto la escuché decir esto, estallé en risas. Mi madre tenía un don especial para hacerme reír.
-¡Si no me quieres contar su nombre, al menos dime si es guapo!
-Claro que es guapo, increíblemente guapo. ¿Estás contenta ahora?- dije mirando a mi alrededor, pendiente de que mis amigas no escucharan mi declaración.
-Sí, estoy muy satisfecha. ¡Conociéndote, debe ser todo un bombón!-
-¡Ya basta mamà!-dije avergonzada- deja de reírte de mí o no te contaré nada más.
-Oh, cariño no te enojes. Es la pura verdad. Para que ese chico te guste tanto debe ser muy especial...espero saber quien es pronto.
-Cuando vengas a visitarme te diré quien es. Bueno mamà, estoy algo cansada, me gustaría ir a dormir. Prometo llamarte en cuanto pueda, ¿está bien?
-Claro Liz, ¿sabes lo mucho que te amo verdad?
-Sí, como no saberlo si me lo repites siempre. Adiós mamà, te quiero.
-Adiós cariño- dijo finalizando la llamada.

Me levanté del sofá y estire mi cuerpo. Había pasado más de una hora hablando con mamà.
Me dispuse a ir a mi cuarto, pero en cuando di un paso hacia este, mis amigas me acecharon con la mirada.
-¿Qué sucede?- les observe extrañada.
-Liz, ¿podemos hablar un momento?- preguntó Elena.
Me acerqué a la mesa y me senté en una de las sillitas.
-Soy toda oídos- bromeé. Esperé que comenzaran a hablar, pero ninguna de ellas lo hizo.- ¿Qué es lo que me querían decir?- les presioné.- se miraron un momento, con expresión seria.
-Bueno Liz, estamos algo preocupadas.- soltó Anne.
-¿Por qué?- les pregunte asustada, ya que sus ojos realmente reflejaban algo de temor.
-Por ti Liz, nos preocupa el hecho de que te guste tanto Michael Jackson.
-Pero no tienen por qué sentirse de esa forma. Ya les he dicho que nada pasará entre él y yo.
-¿Estas segura de eso Liz?, porque a mi me parece que no. Sabes muy bien que si sigues así terminaras por enamorarte de él. Y es que es cosa de mirarte. El cambio que ha habido en ti en estos últimos días es evidente. No queremos que sufras Liz.
-Chicas, les agradezco mucho todo esto, pero realmente su preocupación no viene al caso. Si bien es cierto, Michael me gusta, no se los puedo negar. Pero también tengo las cosas muy claras. Sé perfectamente lo que conlleva ser una súper estrella.- dije suspirando.
-Solo disfruta esto que te está pasando, pero ten presente que no puede llegar más lejos. Sabes que si te enamoras del serás la única perdedora... él está rodeado de mujeres bellas, que poseen dinero y fama Liz,  la que él escoja se rendirá inmediatamente a sus pies. No dejes que un capricho de parte suya te destruya.
No pude decir nada más. Ellas tenían toda la razón, la que por algunos momentos de ilusión olvidaba. Michael, aunque me doliera, estaba absolutamente fuera de mi alcance...Esa era la realidad.
Suspiré nuevamente y caminé hacia mi habitación. Cerré la puerta a mis espaldas y me dejé caer en la cama. No sé cuanto tiempo estuve ahí, pensando lo que las chicas y yo habíamos conversado. ¡Como era posible que este chico en tan solo una semana pudiera haber penetrado tan fuertemente en mi vida!, aquello que me ocurría era una gran locura, no tenia lógica alguna. Pero sin embargo, el protagonista de mis pensamientos era él. ¿Qué diablos haría si este sentimiento crecía?, realmente era desconcertante considerar esa opción. Nunca en mis diecinueve años había experimentado esta sensación que me aterraba, pero al mismo tiempo me desafiaba, casi obligándome a vivirla.
Poco a poco perdí el hilo de mis pensamientos y me deje llevar por el sueño.


El estresante sonido del despertador comenzó a sonar. Realmente deseaba quedarme en la cama, aunque solo fueran cinco minutos. Pero la fastidiosa de Elena saltó sobre mí obstruyéndome la respiración.
-¡Elena!, ¡sal de aquí ahora mismo!
-¡levántate ya dormilona!, ¿se te olvida que tienes un trabajo?- dijo estallando en carcajadas. Me levanté bruscamente, dejándola caer en el suelo.
-Te lo advertí- dije acusándola con el dedo índice, lo que por supuesto, solo provocó que sus risas aumentaran- eres insoportable, ¿sabias?
Salí inmediatamente del cuarto y me metí a la ducha. Tenia tanto sueño, como si no hubiera cerrado los ojos en toda la noche. –Al fin es viernes- me consolé.
Me arreglé un poco y fui a la cocina en busca de un vaso de leche y algunas galletas. Miré mi reloj, ya era hora de partir así que tome mi bolso y abrí la puerta.
A medida que mis pasos avanzaban, el mal humor iba disminuyendo, dando paso a una gran sonrisa en mi rostro.
Entré al periódico, y me sorprendí al ver el gran alboroto que allí había, pero hice caso omiso a ello y caminé hasta mi escritorio. Mi corazón dio un vuelco cuando mis ojos vieron el gran ramo de rosas que ahí se encontraban. Rápidamente saqué la pequeña tarjetita, ansiosa de leer lo que esta vez el hombre más maravilloso que pisaba la faz de la tierra me había escrito.
Te mando estas flores para que recuerdes que aun me debes una cita. No creas que lo olvidaré tan fácilmente. Espero verte muy, muy pronto.
Con cariño, Michael.
Comencé a reír como una boba. ¿Cómo podría olvidar una cita con el chico que ponía mi mundo de cabeza? Observé atentamente las bellas rosas que se encontraban recostadas sobre la mesa. Ya se había vuelto toda una costumbre encontrar sus obsequios por la mañana. Acerqué la tarjeta a mi pecho, muy cerca de mi corazón. Sentía como éste intentaba salirse de su lugar, dando saltos irregulares, completamente agitado. Era totalmente increíble lo que solo unas palabras de Michael causaban en mí.
-¡Wow, que le has hecho a ese pobre chico!-dijo Graciela, mientras observaba las flores.
-Hola Graciela- sonreí, algo sonrojada. Graciela era una chica de unos veintitrés años, la cual se había ganado mi aprecio en el corto tiempo que llevaba trabajando ahí. – ¿Que es lo que pasa?- pregunté mientras mi mirada se fijaba en el gran cúmulo de personas, que con real interés conversaban sobre algo.
-¿Acaso no sabes la nueva noticia?- pregunto extrañada.
-Mmm, creo que no- le respondí sonriendo.
-¿En que mundo vives Liz?, todo el mundo habla sobre ello.
-¿Y a que noticia se debe tanto alboroto?
-A Michael Jackson, claro.
Inmediatamente mi interés sobre el tema creció.
-¿Qué ocurrió?
-¡Michael Jackson tiene una nueva novia!, ¡¿lo puedes creer?!


Comenta :)

7 comentarios:

JuliaGo... dijo...

Pero como!? °.°

Bueno! Que ha estado super interesante!

Haz de continuar pronto, si no quieres que muera de la intriga!

Me encanta tu historia, es excelente!

Muchos besos!

MitsukiXD dijo...

siii continuala , me encanto ! =3

Gipsy dijo...

Es muy cierto lo q le dijeron las amigas, pero Mike no es asi D:
el es distinto, el es perfecto!! :DDDD
la parte del ramo de flores!
awwn tan bello *-*
imposible no enamorarse de el♥

eso ultimo....novia?? o_o
de seguro lo vieron con Elizabeth y blah blah..la prensa -.-
:S ya me quede intrigada, sube pronto D:

como siempre, encantada de leerte
Saludos :)

Isabel dijo...

OMJ!!!!! Nueva Novia!? Ojala que seas tu no otra!!! y lo de las Flores me encanto es realmente romantico!! ♥ Continua lo mas Rapido Posible pliiiiiiiis!

Magalí Jackson dijo...

hay que tierno es Mike, al enviarte flores... pero ¿Como???, Michael Jackson una nueva novia....., seguro ers tu... y si noya se verá conmigo....jejeje, Actualiza pronto....love...

T a t i a n a. dijo...

¡¿QUÉEEEEEE?! O_O

No jodas! (perdón xD) Qué planea Michael?!
Oh Dios y todavía la dejas ahí? MALA!
dasdsad moriré de la intriga!
Por favor, continúala yaa! *-*

Uhh uhh, creo que me equivoqué.. la que llamaba era su mamá D:
Ash! no soy mala pero.. mejor que hubiese sido Michael xDDD

Un beso ENORME!
(LLL)

Zara Nathaly dijo...

hermoso ^^ capitulo, cada vez me encanta la novela :)

Publicar un comentario

Gracias por comentar :)


up