Capítulo 13







Mientras sus brazos me envolvían, pude apreciar cómo el tiempo parecía detenerse.
Cuan agradable se sentía la cercanía de su cuerpo, sus manos acariciando mi rostro y el dulce sonido de su voz. Estuvimos así por mucho tiempo, ya que ninguno de los dos parecía querer separarse.
-Liz, prométeme una cosa- dijo de pronto, rompiendo aquel exquisito silencio.
-Lo que quieras- le respondí mientras me acomodaba para poder mirarle.
-Prométeme que siempre antes de creer algo que diga la prensa, me lo preguntarás primero.- dijo acariciando mi mejilla.
-Lo prometo Michael.-
Por un momento pude comprender lo difícil que resultaba ser él. Siempre acechado por el acoso de la prensa y sus constantes rumores.
Acaricié su rostro, mientras aquella sonrisa me deslumbraba una vez más, acelerando los latidos de mi corazón.
Me parecía increíblemente seductora la forma en la que Michael me miraba, era tan... sexy.
-Entonces, ¿A dónde quieres ir?- dijo mientras jugaba con uno de mis rizos.
-¿No crees que antes de decidir donde ir, me deberías preguntar si quiero salir?
-Es cierto- dijo riendo- lo siento. ¿Quieres pasar este día conmigo?, no es por presionarte, pero aun me debes una cita. – me recordó sonriendo, con una expresión traviesa. – No creas que lo he olvidado.
-Oh, estoy segura de que no lo has hecho.-le respondí riendo.- Bueno, esta bien, acepto salir contigo hoy.-
Su sonrisa se ensanchó al instante, e hizo ademán de ponerse de pie.
-Pero primero debo cambiarme- dije riendo ante su entusiasmo- ¿me acompañas?-
Sin responder, tomó mi mano y me ayudó a levantarme. 
Comenzamos a caminar hacia mi departamento. Me agradó el hecho de que Michael no soltara en ningún momento mi mano, ni yo lo intenté tampoco.
 Resultaba divertido lo cómoda que me sentía con él, era como si le conociera desde hace mucho. Reímos todo el camino, ya que siempre me sorprendía con sus tonterías. Simplemente me encantaba todo, absolutamente todo en él.
-Al parecer, no te permití hacer mucho ejercicio- dijo divertido, mirándome de forma maliciosa.
-Claro que no. Por tu culpa solo corrí dos calles.- le respondí sacándole la lengua, como una niña pequeña.
-Entonces, te propongo un trato.-
-Depende de que tipo de trato quieras hacer.- dije alzando una ceja, insinuante.
-Bueno, te hecho una carrera hasta tu departamento.- dijo sonriente, ya que alguna otra idea rondaba por su mente. Hice ademán de contestarle, pero no me dejó hablar.- En el caso de que yo gane, tú tendrás que ser mi esclava por un tiempo indefinido, hasta que yo quiera darte tu abolición.
-¿A si?, ¿y si yo gano, que me darás?
-En el caso de que me venzas, yo seré tu esclavo el tiempo que quieras. Podrás hacer de mi lo que te apetezca.- dijo mordiéndose el labio inferior, aun con una sonrisa gravada en el rostro.
Me eché a reír. ¿Cómo podía ser tan seductor, pero sin embargo tan inocente?
-Acepto, pero te advierto que ganaré de todas formas. Así que prepárate para ser mi esclavo- le amenacé fingiendo una actitud engreída.
-¡Entonces deberías correr!- gritó echando a correr sin previo aviso.
-¡Hey!, ¡eres un tramposo!-
Intenté alcanzarle, pero no pude. Si que corría rápido.
Al verme vencida y pensar en las consecuencias de ello, decidí hacer trampas. Después de todo él había partido con las triquiñuelas.
-¡Auch!, ¡Michel!- grité fingiendo haberme lastimado un tobillo. Me hinqué y comencé a actuar, a la espera de que él se acercara a mí.
 Y así fue, en menos de un segundo estaba de cuclillas frente a mí con la expresión más preocupada que había visto en mi vida, lo que hizo que unas ganas casi irrefrenables de reír me invadieran. Pero haciendo gala de mi habilidad para actuar, seguí con mi farsa.
-¿Qué sucede Liz?, ¿te has lastimado?, Oh cariño, lo siento tanto- dijo mientras tomaba mi rostro entre sus manos, clavando sus angustiados ojos en los míos.
-¡Caíste!- le grite poniéndome de pie nuevamente, partida de la risa. Corrí lo más rápido que pude, temiendo que me alcanzara.
-¡Eres de lo peor!- le escuché gritar entre risas a mis espaldas.
Pero a pesar de mis esfuerzos, cuando casi me encontraba en la meta, Michael me tomó por la cintura, impidiéndome avanzar.
-¡Suéltame!, ¡tramposo!
-¡Hey!, ¿yo tramposo?, ¡aquí la tramposa es otra!
Intenté zafarme de sus brazos para seguir corriendo, pero me fue imposible. Michael sujetaba mi cintura firmemente y parecía que no tenía ni la más minima intención de soltarme.
Pero, la verdad es que el hecho de que sus brazos me aprisionaran no me desagradaba en lo absoluto, es más, me gustaba.
Dejé de resistirme y volteé para encararle. Al encontrarme con su sonrisa me percaté de que sus pensamientos iban en la misma dirección que los míos.
-Eres una tramposa, ¿lo sabias?- susurró muy cerca de mis labios, mientras su dulce aliento me embriagaba. La distancia que quedaba entre nuestros rostros era ínfima y peligrosa. Supe al instante que si no me apartaba rápidamente, seria demasiado tarde.
-No tanto como tú.- dije en un susurro también.
Alejé discretamente mi rostro, intentando que no fuera demasiado evidente.
Sabía a la perfección que si probaba sus labios, el sentimiento que ya se había arraigado en mi corazón crecería de forma impetuosa, dejándome así, atrapada en sus encantos.
No me lo podía permitir, por mi propio bien no podía.  

Sus brazos se habían relajado, y por ello intenté distanciar mi cuerpo del suyo.
-¿A dónde crees que vas?- dijo tomándome una vez más como prisionera.
No pude decir nada, ya que mi mente era un manojo de nervios, y para qué hablar de mi corazón, el cual latía desaforado.-Ahora no podrás hacer trampas señorita.- aseguró con un extraño brillo en los ojos.
Para mi sorpresa, Michael me alzó, tomándome en sus brazos como en aquella ocasión en que, vergonzosamente, me emborraché.
-¿Michael, que haces?, ¡suéltame!- dije riendo.
-Absolutamente no.- dijo tajante, con su radiante sonrisa.
-¿Te das cuenta?, ¡has cedido voluntariamente a ser mi esclavo!, ni siquiera ha sido necesario pedirte que me cargues.- dije partida de la risa.
-Tienes razón- dijo acercándose a mi rostro- Y es que me fascina ser tu esclavo- declaró susurrando en mi oído.
No dije nada, ya que si lo hacia, mi nerviosismo quedaría al descubierto. Mordí mi labio inferior para intentar disimular la sonrisa de satisfacción que había en mi rostro.


Michael era como el fruto prohibido. Peligroso, pero extremadamente apetecible.










Esta vez, me tomaré la libertad de dedicarte a ti Mitsuki este capitulo, solo para decirte GRACIAS.
Eres una amiga excepcional  y lo sabes bien. Te adoro con la vida, eres genial. Te agradezco por siempre escuchar mis locuras pacientemente, aconsejándome, ayudándome a lidiar con mis debilidades y reír conmigo cada vez que la ocasión lo amerita.
Simplemente, te quiero. 


Recuerda, si lees, comenta :)

8 comentarios:

Mari D'Jackson dijo...

Me encanto! ya kiero otroo!! :)

Isabel dijo...

Oh My Dios! Me encanto! continua lo mas Pronto Posible Pliss!

MitsukiXD dijo...

uuuuuuuuu =3 gracias me pillaste de sorpresa =3333

yo tambien te kiero ,aunque aveces me cueste decirlo xq no soy una persona muy expresiva
pero de corazon simplemente te kiero y quiero lo mejor para ti :)

Malena Jackson dijo...

ohh nathalie es fabulosa esta novela y este capitulo me llevo al cielo jeje ...hermosisismo !! ♥♥♥ ojala pronto puedas subir el siguiente realmente me fascina esta novela para mi es adictiva jajaj no puedo parar de leerla ! gracias ! un fuerte abrazo :)

Nathalie dijo...

Mari, Isabel, Mitsuki y Malena muchas gracias por dejar sus comentarios !, leerlos me encanta y me impulsan a seguir con esta novela :)

JuliaGo... dijo...

¡Oh, Dios! Mori!

¡Yo quería beso! Pero, por lo que veo, ese beso está muuyy cerca.

Me encantó. :O

Tienes que actualizar pronto!

Besos!

Kelly dijo...

Awww! Que hermosa novela, me encanto! Aquí yo, tu nueva lectora! <3

Me encanta como es Michael *-* Hermoso!
Continuala, please!

Anónimo dijo...

Oye.. Linda tu novela :) La voy a leer, pero antes, escucha, tube unos problemas con blogger por lo cual se borro tu comentario en mi 2 capitulo. ¿Puedes volver a comentar? o sino simplemente pasarla a otras amigas? Gracias de antemano.
http://myheartbeatsforlovemjj.blogspot.com/

Publicar un comentario

Gracias por comentar :)


up