Capitulo 5





Luego de contarles rápidamente a mis amigas, me metí a la ducha con la esperanza de que el agua tibia relajara mis músculos y de paso despejara mi mente. Pero nada de eso ocurrió. Cada instante que trascurría, más pensamientos agolpaban mi mente provocando que mi estomago estuviera hecho un lío de mariposas. –Solo es una conferencia de prensa-intenté convencerme. Pero por más que lo intentaba, no podía evitar fantasear, ¿y si por alguna extraña razón Michael de verdad estaba interesado en mi?, y si no lo estaba, ¿para qué había pedido que yo me encargara de sus asuntos?..Además desde que el mundo es mundo mandar flores es un signo de cortejo...sobre todo después de haberme invitado a cenar. Le di vueltas a esto durante mucho tiempo hasta que recordé la promesa que había hecho esta mañana, pero la verdad es que no me sentía para nada bien en ese momento, así que la llamada a mamà tendría que esperar.
Me metí a la cama y cerré los ojos. Pero esta seria una larga noche.
Ya eran las tres y media de la madrugada y yo aun no podía conciliar el sueño, hasta que de pronto el cansancio venció a mi nerviosismo y me quedé dormida.

Desperté y miré por la ventana, todo hacia presagiar que el sol sería el protagonista del día. Tanteé con la mano mi pequeña mesita de noche en busca del reloj y al observar la hora mis ojos se salieron de sus cuencas. Solo faltaban diez minutos para que empezara la conferencia. Salté de la cama y corrí hacia el baño, me duché rápidamente y abrí el armario en busca de alguna prenda. Saqué el vestido rosa pálido que había comprado y me lo puse apresuradamente a la vez que buscaba mis tacones. Me lancé al baño a arreglar mi cabello, pero ya no me quedaba tiempo para moldear mis rizos, por lo que me recogí el cabello hacia atrás y me hice un peinado clásico de bailarina, pues era lo más rápido y práctico para verme más ordenada.
Nuevamente corrí, tomé mi bolso y salí del apartamento de la forma más rauda que pude. Tomé un taxi y le di la dirección del hotel.
Fantástico, seguramente la conferencia ya había empezado.

 Como ya estaba irremediablemente retrazada, traté de relajarme un poco y saqué de mi bolso el pequeño estuche de maquillaje. Hice lo mismo de siempre. Tratando de conservar un aspecto natural, apliqué un poco de color en los labios y le di forma a mis pestañas. Después de todo, me veía bastante sofisticada con ese peinado, ya que de esa forma, mi cuello y hombros quedaban al descubierto. El pensar en que por lo menos estaba bien presentada me reconfortó un poco.
Al llegar al hotel miré mi reloj. Estaba retrasada en diez minutos.
Al aproximarme a la recepción crucé los dedos para que me dejaran entrar. En el recibidor presenté mi credencial y por suerte me permitieron pasar. Eché a correr por el pasillo sin siquiera importarme el sonido que provocaban mis tacones al chocar contra el suelo. Al divisar la puerta que señalaba con un pequeño cartel que ahí se llevaba a cabo la conferencia de prensa, disminuí el paso intentando frenar. Me planté frente a la entrada, y por primera vez me pregunte qué hacer. Definitivamente debía entrar o en menos de un santiamén estaría despedida, ya que, a pesar de que  tío George me quería mucho, trabajo es trabajo. Así que me armé de valor y giré la manacilla, entré a la gran sala y cerré la puerta a mis espaldas. Michael ya se encontraba hablando, por lo que, con cuidado intenté pasar lo más desapercibida posible. Caminé despacio, sin hacer ruido alguno. Estaba que me moría de la vergüenza, así que procuré no mirar a nadie. Pero de pronto escuché una risilla... y sabia perfectamente de quien era. Levanté mi rostro para mirarle y me percaté de que todos se habían volteado a mirarme. Le fulminé con la mirada, mientras sentía mis mejillas encendidas. –Disculpen- me limité a decir mientras me sentaba observando a Michael, a quien por lo visto le causaba mucha gracia mi vergüenza. –Como les decía,- dijo aun con la mirada clavada en mi- mi nuevo disco se titula Bad- Desvíe mi atención un momento y abrí mi bolso,  busqué en él mi grabadora, pero esta no se encontraba ahí. De seguro, en medio de mi apuro la había dejado en casa.-Genial- pensé -ahora tendré que escribir.- Saqué una pequeña libreta y un lápiz. A esas alturas, mi día no podía ser peor.
Durante toda la conferencia, estuve tomando apuntes sobre lo más importante que decía Michael.
Cuan hastiada me encontraba, solo deseaba poder salir de ahí.
Cuando la conferencia terminó fui la primera en pararse y me lancé a la puerta, pero en ella se encontraba un guardia de seguridad, el cual me detuvo sin explicación alguna. Me tomó por el brazo y me condujo por el pasillo para luego obligarme a entrar en el ascensor. Intenté deshacerme de su mano, pero todos mis intentos fueron inútiles, porque más que un hombre, aquel tipo era un gorila. Cuando el elevador abrió sus puertas comencé a híperventilar-¿y si ese hombre quería hacerme daño?-
-¡Suéltame!- grité con todas mis fuerzas. Estaba segura de que mis palabras se podían sentir desde cualquiera de las habitaciones circundantes.
Mi desesperación era tal que intenté morderle, pero aun así ni se inmutó. Se detuvo frente a una de las recamaras y tocó suavemente la puerta.
-¡Oye gorila, quien te crees que eres! ¡Suéltame!- pero en ese instante mi grito quedó atrapado en mi garganta.
-Gracias Bill, ya puedes soltarla- dijo Michael.
-¡Si Bill suéltame!, ¿así que tú eres el de la idea de traerme aquí a la fuerza no?- le dije a modo de reproche fulminándole con la mirada. Al momento, Bill me soltó y se marchó.
-Lo siento- dijo sonriendo.
-Bueno, creo que por tu sonrisa no lo sientes tanto- dije otra vez reprochándole. Pero esto pareció aumentar más su alegría.
-Es verdad, no lo siento tanto. ¿Quieres pasar?
-¿Así que ahora me lo estas preguntando, o mandarás a un gorila para que me lleve a la fuerza? –dije furiosa.
-Pues eso depende de tu respuesta- dijo con una sonrisa de oreja a oreja.- Oh vamos, entra ya-dijo al momento que tomaba mi mano y me jalaba hacia dentro. A continuación cerró la puerta a mis espaldas, para luego, quedar frente a mí.
-Hola- dijo con la más bella de las sonrisas.
-Hola- respondí. Y es que en un instante había desaparecido todo atisbo de enojo, para así sentir millones de mariposas en mí estomago.
Parecíamos dos tontos sonriendo. Ninguno decía nada, solo nos mirábamos. Así que cuando me percaté de esta estupida y melosa situación, caminé hacia uno de los grandes sofás que ahí habían y me senté.
-Sabía que vendrías.- dijo tomando asiento.
-Bueno, creo que tú te has asegurado de que ello ocurra.- dije con una mirada acusadora, ante lo que él soltó una pícara risita.- ¿Ni si quiera intentarás negarlo?-
-No podría negar algo que es cierto- respondió mordiéndose el labio inferior, lo cual provocó que mi corazón palpitara a un ritmo casi embarazoso. Estaba segura de que hasta él podía oírlo.
-Por cierto, gracias por las flores, realmente eran muy hermosas.
-No sabes lo feliz que me hace que te hayan agradado.- Sus ojos parecían hipnotizarme. No pude decir nada más, hasta que él rompió el silencio.
-Te ves muy hermosa - dijo con una mirada seductora.
-Gracias, Michael- dije mirándole a los ojos- tu también te ves muy guapo.
Al parecer, él no esperaba aquella respuesta de mi parte, ya que bajó la mirada al instante, ocultando sus mejillas coloradas.
-Pensé que harías esta conferencia en un par de semanas, ¿Por qué la adelantaste?- pregunté queriendo cambiar de tema para no incomodarle. Pero cuando levantó la vista me sorprendí por su pícara sonrisa.
-Decidí hacerla hoy porque estaba ansioso por presentar el disco...y por otras cosas también. –Pillé al  vuelo el doble sentido que llevaba su frase, así que le miré con una ceja alzada y una sonrisa torcida.
-¿A si?, ¿qué cosas Michael?- dije haciéndome la desentendida, pero claro, el sabía perfectamente lo que hacía.
-La verdad es que no son varias cosas, es solo una. Y sabes perfectamente a que me refiero.
Solo al escuchar sus palabras me percaté. Estaba coqueteándole a Michael, sin siquiera darme cuenta. Todo lo indicaba, desde mi tono de voz, hasta mi lenguaje corporal. -¿no se suponía que intentaría no involucrarme con él?- Sí, eso se suponía. Pero el realmente me gustaba, a diferencia de los demás chicos con los que había salido. Michael era como un imán para mí, igual o más atrayente aun. Seguramente, si él fuera otro, ya hubiera desplegado toda mi artillería, pero esta vez era distinto. No quería salir herida de esta situación, lo cual es lo más probable.
-Michael, creo que debo irme a trabajar- dije tratando de escabullirme.
-Nada de eso. Recién has llegado, no te puedes ir.- al decir esto, un sentimiento de ternura me invadió. De pronto su actitud se había vuelto dulce e infantil.
-Sr. Jackson, ¿acaso se le olvida a usted que soy su reportera y debo trabajar?- Cuando pronuncie estas palabras me sonrió de tal manera que hizo que me sonrojara.
-Con que eres mi reportera eh...-
-¡Hey ya basta!- dije picándole una costilla.
-¿Basta de que?, tú misma lo has dicho, eres mi reportera y yo no quiero que te vayas- dijo aun jugando. Su deslumbrante e inocente sonrisa me quitó el aliento por unos segundos- Desde este momento eres mi prisionera.
-Michael, no puedo ser tu prisionera. Aun estoy en mi horario de trabajo. Además, ¿qué pensarían tus fans si supieran que ahora eres un secuestrador?- le miré amenazante.
Río a carcajadas, lo cual me contagió de su alegría y terminé uniéndome a él.
-Bueno, pero si te niegas a ser mi prisionera tendrás que compensarme con una cena esta noche.- dijo mientras su mirada causaba estragos en mi sistema nervioso.
Me quedé  pensativa por unos momentos. Lo mejor sería que me mantuviera al margen de cualquier relación de índole personal con él, pero me estaba resultando tan difícil...
-Oh vamos Elizabeth,-dijo interrumpiendo mi debate interior- ¿Cuántas veces más quieres que te ruegue para que salgas conmigo?, solo dime que sí.
Caí rendida ante su mirada. ¿Por qué me tenia que mirar de esa manera?, ¿acaso lo hacia a propósito?
-Está bien, cenaré contigo esta noche.-
Dije no muy segura de estar haciendo lo correcto.


Comenta :) 

9 comentarios:

Gipsy dijo...

ahh al fin la convenció (?)
amo la forma de acuar de Michael
de coqueto a tímido, q dulce es!
awww me lo imagino *-*
y todavía en la época Bad ♥_♥ muero! x.x

suertuda Elizabeth! >.<
xD

super lindo el capi
espero q actualices pronto
saludos :)

Neishka Jacksonera dijo...

¡SUPER! ¡ME ENCANTO!... Definitivamente amo tu novela XD. . . ¡OMG! A mí también me encanta la forma de actuar de Michael y la tuya también XD.. Es qué es tan pero tan sexy, provocativo y seductor que me quedé ♥____________♥. Me enamoré de tu novela jajajajaja XD.. En serio que me gusto,me encantó., ¡ME FASCINO!.. O.o ¡Y vas a salir a cenar con Michael! ¡OMG OMG OMG! ¡ME MUEROOO! XD ¡Quisiera ser ella! XD ¿Quién no? jajajajajaja XD... ¡¡¡SIGUELA!!!

Magalí Jackson dijo...

ME ENCANTÓ!!! Completamente de acuerdo con Gipsy, amo la personalidad de Mike, en un momento " Todo un hombre coqueto, atractivo, seguro de sí (sexyXD!) y en otro un niñito, tímido y que se sonrroja con facilidad a los alagos por parte de las mujeres"... jajajejejijiji, estuvo genial, um, y.. ¿que pasará en la cena?... Espero el siguiente... Un placer leerte... con amor...

T a t i a n a. dijo...

Y la señorita reportera cayó *-*
jajajaja!
No pues si era de esperarse, hasta yo hubiera hecho lo mismo :P

Me mataste con lo de "Sino, yo ya hubiera sacado mi ARTILLERÍA." jajaja... esa es la actitud! ;D

Bueno, increíble como los otros 4 capítulos anteriores!
Síguela muy pronto querida, mira que me has enganchado!
Sino, hago revuelta... (y no es una amenaza, es un hecho xDDD)

Cuidate si?
Un beso enorme cosa guapa!
(LLL)

Malena Malo dijo...

ohhhhh mori de amor !!! con este capitulo !! la convencio !! bien ! y quien podria resistirse a esos ojitos y a esa sonrisa !! esta genial Nathalie ! gracias ! gracias y gracias x esta novela !

Zara Nathaly dijo...

jeje acepto si, pero me encanto cuando michael dijo '' oh vamos Elizabeth, cuantas veces tengo que rogar para que salgas conmigo, solo di si'' esa parte me encanto hehe como q michael se desespero cuando elizabeth no contestaba todavia. me encanto jeje :d Gracias! Dios te bendiga. <3 __ <3

Jamike Jackson dijo...

wiiiiiiiiiiiiiiiiiii ^^
dijo k si dijo k siiiiiiiiii !!!
me encanta tiia !!
escribes super bien :D

Capitana Amanecer dijo...

Aww que tierno! Acabo de descubrir esta novela y me gusta mucho! Estoy ansiosa por saber que pasa! :) Un beso! :)

Anónimo dijo...

Si, se le ve el corazón y alma a esta novela
Etiqueta:
MI FAVORITA DE TODAS LAS QUE E LEIDO

Publicar un comentario

Gracias por comentar :)


up